Estados Unidos

El caso de “Gabrielito”, el niño asesinado porque su padrastro creía que era gay

El caso de Gabriel Fernández, mejor conocido “Gabrielito”, que ha conmocionado a la opinión público durante varios años, pronto llegará a su final y esperamos que se haga justicia. ¿Qué esconde el asesinato de este niño de 8 años ocurrido en el 2013 y que hasta ahora no ha tenido culpables?

PUBLICIDAD PAGADA

“Gabrielito” fue encontrado muerto en mayo de 2013 a la edad de 8 años luego de sufrir abuso físico durante tiempo prolongado y una golpiza que lo mandó al hospital por una fractura de cráneo. Como sospechoso de su asesinato se apunta a Isauro Aguirre, novio de la madre del menor, Pearl Fernández, quien también está acusada de homicidio.

Gabrielito

GABRIEL FERNÁNDEZ.- CBS Los Angeles / Youtube

La autopsia del niño reveló que tenía residuos de arena para gato en su estómago, sus genitales mutilados y quemados, que fue torturado, amarrado y amordazado de forma prolongada. Se presume que los “padres” del pequeño lo dejaban sin comer, sin beber, amarrado y encerrado durante días en un armario, todo porque creían que era gay.

El apartamento donde vivía el pequeño y los dos agresores tenía tantas manchas de sangre y ADN del pequeño que incluso la criminalista del caso, Tiffany Shew, relató que se le había acabado el papel con el que marcaba cada una de las muestras. Las marcas de sangre, que se comprobaron de “Gabrielito”, fueron encontradas en un bate de béisbol, un garrote de madera y un cable con los cuales se cree que el pequeño era golpeado.

Gabrielito

ISAURO AGUIRRE.- CBS Los Angeles / Youtube

Aguirre y Fernández alegaron que tenían “problemas mentales” para rebajar la pena de su condena y justificar su actitud. Sin embargo, el fiscal del caso, Jonathan Hatami, que mostró la fotografía del niño sobre la mesa de la autopsia, donde se veía su cuerpo desnudo con severas lesiones de pies a cabeza, describió al acusado como “un hombre malvado al que le gusta torturar”.

En la audiencia de este lunes, Hatami insistió en que la tortura que sufrió el menor era similar a la que padece un prisionero de guerra. “Casi a diario el acusado estaba durmiendo en una cama, en ese cuarto estaba Gabriel. Una media dentro de su boca, un cordón de zapatos ataba sus manos, una pañoleta cubría su cara, sus tobillos estaban esposados y era encerrado ahí casi cada día”, expuso Hatami.

Gabrielito

JONATHAN HATAMI.- CBS Los Angeles / Youtube

El fiscal pidió a los miembros del jurado que “No regresen al tribunal y ofrezcan excusas para el acusado… esto no tiene que ver con las drogas, ni tampoco con problemas mentales”. El jurado iniciará el proceso de deliberación este martes para determinar si Aguirre es culpable o no. De ser culpable, puede ser condenado a cadena perpetua.

La madre de “Gabrielito”, también acusada de homicidio y juicio infantil, será enjuiciada por separado por los mismos cargos. También puede ser condenada a cadena perpetua. Estaremos atentos al veredicto del juez, y esperamos que se haga justicia para la víctima.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button